Tengo un gatito de 6 semanas que tiene la pancita hinchada y no hace caca. Le damos leche semidesnatada con una jeringuilla y hace pis, pero no hace caca.

 

Es posible que el motivo por el que tiene la tripita hinchada y no hace caca es porque le falta estimulación en la zona perianal. A veces es necesario, además de hacer un masaje suave alrededor del ano, estimular la apertura del ano suavemente. Se puede introducir, con mucha suavidad y delicadeza, un bastoncillo de algodón humedecido con aceite, por ejemplo, sin llegar a meterlo por completo, sólo para conseguir que el esfínter del ano se abra, y facilitar la defecación.

Si tienes dudas sobre si lo estás haciendo bien o no, o si ni así consigues que haga caca, es conveniente que lo lleves a un centro veterinario para que te enseñen a estimularle para que haga caca en casa.

Por otra parte, y es muy importante, es necesario que le cambies la alimentación. Un cachorro de gato (o de perro) que se alimente con leche, tiene que ser con leche preparada para ellos (leche materna de gato o de perro, respectivamente).

La leche entera de vaca no le aporta los nutrientes que necesita. Y la leche semidesnatada, o desnatada diluida (mucha gente considera que es mejor rebajarla) resulta totalmente insuficiente, por lo que se produce una carencia en su alimentación.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon

© 2019 Karakato